Diverso

Una historia moderna de Macedonia a través de la música.

Una historia moderna de Macedonia a través de la música.

El anillo de bodas gitano fue un poco peor para el alcohol, el perpetuo pom-pom-pom del tambor davul rítmico, insistente, palpitaba como un pulso febril en el calor abrasador, mientras que la zurna, una especie de clarinete trompetado con paradas en lugar de teclas y el instrumento preferido entre los gitanos turcos, emitía una especie de canto fúnebre, chirriante , penetrante gemido oriental en un ritmo gitano de 9/8 ("Mi cabeza es como una zurna", es lo que los turcos usan para expresar una resaca). Mientras tanto, en la iglesia de Sveti Spas, se estaba llevando a cabo una boda ortodoxa: Old Skopje ofreció un mosaico de impresiones.

Skopje es una ciudad dividida. El oeste es moderno y macedonio. El este tiene un aire turco y es predominantemente albanés y musulmán. El Vardar fluye por el medio y divide la ciudad vieja de la ciudad nueva.

Old Skopje parece oriental y huele oriental, manteniendo un poco del antiguo sabor turco que tenía cuando Old Skopje se llamaba Üsküp durante el período otomano. La mayoría de las personas que ves en sus estrechas calles son musulmanes albaneses. En la época turca, casi dos tercios de toda la población de Skopje eran musulmanes. Muchos de los musulmanes se fueron en los años 20. Los cristianos recién llegados se asentaron en la orilla sur del Vardar, y el casco antiguo permaneció, y sigue siendo hasta el día de hoy, predominantemente musulmán. Algunos de los musulmanes son eslavos islamizados, pero la mayoría son albaneses.

Por un lado, el choque de culturas en Skopje hace que su vida callejera sea colorida. Sin embargo, tiene su lado oscuro. La identidad nacional es un gran problema en Skopje y en Macedonia y casi todo el mundo, incluidos los artistas e intelectuales cosmopolitas, tiene una veta chovinista. Se podría decir que la historia tiene la culpa. Todo el mundo que desee una Gran Grecia, Gran Bulgaria, Gran Serbia, Gran Rumania o Gran Albania, al parecer, ha reclamado Macedonia.

Por lo general, en Macedonia estas divisiones étnicas se desarrollan en una guerra continua e interminable de monumentos nacionales, y cada etnia no está dispuesta a dejarse intimidar por los monumentos que intimidan a los demás y, a veces, manipulan la historia erigiendo o desmantelando monumentos históricos que confirmaban o refutaban su tesis.

En 2001, tras la guerra entre los separatistas albaneses y el ejército macedonio, se erigió una enorme cruz, denominada Cruz del Milenio, en la montaña Vodena, que se eleva sobre Skopje hacia el este. Para no quedarse atrás, los albaneses contraatacaron con una estatua ecuestre de bronce del guerrero y héroe nacional albanés del siglo XV Gjergj Kastrioti Skenderberg (1405-1468) en el c [h] ars [h] ija en 2006, que se alza frente al Parte macedonia de la ciudad al otro lado del antiguo puente de piedra que cruza el Vardar.

Vinimos desnudos a este mundo y volveremos desnudos. Y no queremos tener una patria. Todo el mundo es nuestra patria.

Atrapada entre los albaneses y los eslavos cristianos se encuentra la tercera minoría más grande de Macedonia, los romaníes. De hecho, aparte del bajo nivel de vida, en comparación con sus poblaciones en muchos países de Europa del Este, los romaníes no lo tienen tan mal en Macedonia. Macedonia es la nación balcánica con la población romaní más integrada. En Skopje hay televisión y radio romaníes y enseñanza en lengua romaní, y Macedonia es el único país del mundo con partidos políticos romaníes, así como diputados romaníes.

Hay dos romaníes principales mahalas - barrios - en la periferia de Skopje, ambos fundados después del terremoto de 1963 cuando se construyeron muchas viviendas improvisadas para alojar a las personas que quedaron sin hogar por el desastre. El primer asentamiento es Topana, donde nació Esma Redzepova.

Redzepova es probablemente la celebridad viva más famosa de Macedonia y, junto con el cantante Muharem Serbezovski, un icono vivo de la música romaní macedonia. Ella es la reina de los gitanos, como el difunto Saban Bajramovic fue el rey. Nacida en 1943, a los doce años compuso “Chaje Shukarije” (Chica hermosa), que se convirtió en su canción más popular, ya los trece años había compuesto 30 canciones en romanés y macedonio. En los años 60, sus canciones arrasaron Yugoslavia. Actuó para Tito, fue coronada Reina de los Gitanos por Indira Gandhi, recorrió el mundo con conciertos en China, África, Turquía, Siria, Egipto, México, Japón, todo el tiempo luchando públicamente por la paz mundial y las fronteras abiertas. Hoy es una de las emisarias romaníes más importantes.

Me reuní con Esma antes de un espectáculo en Skopje. Pequeña y vivaz, un verdadero paquete de energía, acababa de recibir un premio del gobierno macedonio por su trayectoria y tenía esto que decir sobre Macedonia y los romaníes:

Me gusta ser muy real. No empujar las cosas hacia arriba o hacia abajo. Pero me gusta decirte la verdad. Macedonia es el único país del mundo en el que los romaníes forman parte de la constitución. Tenemos ministros en el gobierno. Hay mucha gente trabajando para los ministros en el gobierno. Macedonia hizo mucho en la educación de los gitanos. Y lo que es muy importante, Macedonia no los asimila. El primer alfabeto gitano proviene de Macedonia y también la primera canción gitana en lengua gitana. El primer cantante gitano cantó una canción gitana en Radio Skopje. Así que la vida de los gitanos en Macedonia es muy, muy buena. Todos los demás países del mundo pueden tomar a Macedonia como ejemplo y tratar a los gitanos de la misma manera. Los gitanos son cosmopolitas. Nunca han estado involucrados en una guerra con ninguna otra nación. Son únicos en este sentido. Y nunca ocuparon otro país.

Hay una frase que es muy común para los gitanos: Vinimos desnudos a este mundo y volveremos desnudos. Todo el mundo es nuestra patria. A veces me gusta decir que los animales son más inteligentes que las personas. Un animal puede cruzar una frontera sin mostrar ningún documento. Así como la serpiente más venenosa puede moverse sin ninguna barrera. Pero nosotros, los seres humanos, hacemos barreras entre nosotros. Soy cosmopolita.

El segundo y de lejos el más famoso de Roma mahala es Shutka. Con 30.000-40.000 habitantes romaníes, a veces se le llama el pueblo gitano más grande del mundo y fue elevado a la fama con la película de 1987 de Emir Kusturica. Tiempo de los gitanos, muchas de cuyas escenas más coloridas se rodaron en Shutka.

Pero la película de Kusturica presenta una imagen engañosa en general de Shutka, una de las condiciones de miseria y de favelas del tercer mundo. De hecho, Shutka no es un barrio bajo. Es más bien la morada de una especie de clase media romaní, con muchas "villas" de cuatro pisos, aunque llamativas y de mal gusto, con leones de piedra rampantes y columnas jónicas construidas por romaníes que regresaron con éxito. gastarbeiter, o emprendedores locales. Debe decirse, sin embargo, que los ricos en Shutka solo lo son según las normas macedonias. Un habitante con el que hablé, el rapero de Shutka Al Alion, siente que no está nada mal, aunque solo gana 300 euros al mes, que es suficiente para vivir si se considera que los únicos en Macedonia que ganan más de 500 euro son empleados de empresas extranjeras.

Fue a principios de julio cuando me encontré en Shutka, en el apogeo de la temporada de bodas. Al caer la noche, en todas partes parecía que se estaba celebrando una fiesta de bodas, con luces navideñas colgadas en las calles y mujeres romaníes que se levantaban con elegantes vestidos orientales, los brazos bailando unidos con hombres romaníes proxenetas y elegantes. algunos levantando botellas de ginebra, y niños corriendo de un lado a otro entre las piernas de los adultos.

El cantante, cegado de un ojo por el dinero, gritó: “¡Estoy ciego de un ojo! ¡Dios me ayude a quedar ciego en el otro! "

La imagen estereotipada de un mahala La boda gitana en Occidente nunca omite una banda de música balcánica. Popularizada por la música de Goran Bregovic y las películas de Emir Kusturica, este tipo de música se extinguió en Shutka con los años 80. Como en todos los Balcanes, los días de las grandes alianzas con instrumentos de viento tradicionales están contados. Hasta hace poco, el rey de la música nupcial romaní era el maestro de saxo gnomo Ferus Mustafov con su marca de música nupcial eléctrica: saxo, clarinete, acordeón o teclados, guitarra eléctrica, bajo y batería, y un cantante, por supuesto. Al mismo tiempo, la música arabesca turca fue muy popular entre la población romaní anciana.

Con la guerra en Kosovo, los refugiados romaníes albaneses, que huían de la persecución de los albanokosovares, comenzaron a llegar a Shutka, y con ellos llegaron tallava, una especie de música de boda oriental psicodélica popular en las regiones de Peja y Gjakova en Kosovo. Tallava presenta a un cantante que probablemente se pasará horas improvisando elogios de los recién casados, los invitados, describiendo en detalle los regalos de boda, todo esto con el acompañamiento - para un oído occidental - de improvisaciones de teclado y solos de clarinete bastante monótonos. Algunas "canciones" pueden durar 40 minutos, el ritmo es muy groovy y se mantiene así interminablemente, induciendo una especie de atmósfera de trance y terminando con el cantante y los músicos positivamente empastados con propina. Vi mucho de esto mientras estaba en Shutka.

Peter Barbaric es un DJ esloveno que organizó las primeras fiestas balcánicas en Eslovenia en el 91, el año en que Eslovenia se separó de Belgrado. En los años 80 trajo a Ferus Mustafov a Eslovenia, extrayendo por primera vez la música romaní balcánica de los gitanos. mahala y presentarlo a una audiencia intelectual urbana. Ha realizado numerosos viajes a Shutka y últimamente ha descubierto a muchos jóvenes romaníes que habían pasado un tiempo viviendo en Alemania practicando hip-hop en Shutka. Sus descubrimientos llevaron a una compilación en CD de hip-hop Roma de Shutka, con muestras de metales y orientales, mezclando Oriente y Occidente de una manera realmente convincente. Según Barbaric:

Antes de que tuviera la idea de combinar los dos géneros, había una brecha. La banda de música no tenía idea de los raperos a pesar de que vivían a 200 metros de ese estudio donde este tipo grababa raperos todos los días. No querían tener nada que ver con ellos. Son unos tipos extraños. Los raperos en ese momento no querían tener nada que ver con los músicos de la banda de música. Eran "primitivos". No eran "urbanos". Fusioné a estos dos músicos y ahora sienten que es divertido tocar juntos.

Dejé Shutka con el sol poniente. Se estaba celebrando una boda frente a una casa a medio terminar de ladrillo visto. Las mujeres romaníes lucían elaboradamente peinados y vestidos con brillantes vestidos de lentejuelas que bailaban de la mano al tallava de una alianza gitana. Mientras el cantante elogiaba la belleza de la novia, se estiraron bandas elásticas sobre las cabezas de los músicos y se pegaron billetes de banco por debajo hasta que el cantante, cegado de un ojo por el dinero, gritó:

    "¡Estoy ciego de un ojo! ¡Dios me ayude a quedar ciego en el otro! "

Efectivamente, un generoso invitado a la boda se acercó y metió más propina sobre su segundo ojo, y el cantante continuó ajeno a lo que sucedía a su alrededor.

Cuando dejé Shutka detrás de mí, pude ver la nieve en la cima de las montañas Shar, ahora brillando de color púrpura en el sol poniente como el sonido de tallava Aulló en mi cabeza como una droga, el sonido de otra boda gitana, el sonido del Este, la banda sonora de Macedonia.

Ver el vídeo: La Tortulia #86 - Filipo II de Macedonia (Septiembre 2020).